Seguir por email

Google+ Followers

27 enero, 2013

Fuí a por pan y ... me pasé por el Trevenque

Pues nada que resulta que era sábado por la tarde y me mandó mi mujer a por pan; y yo me dije a mi mismo "pues me llego al supermercado de esa cadena valenciana que tanto exito tiene en el pueblo donde habito, pero que casualmente se encuentra en el pueblo de al lado". Tras lo cual me dije "... pero si cierran a las 9 y media, tengo tiempo de darme una vueltecita y tomar el sol", así que ni corto ni perezoso agarre el coche y me fui para el aparcamiento que llaman la "Era de los Pensamientos".


Había bastante gente y pensar lo que se dice pensar fue "vaya aire que hace", así que eran las 4 y media cuando comencé a subir hacia el Trevenque. Al poco ya tuve que parar a quitarme algo de ropa, ya que el viento al ganar altura aflojó bastante y la temperatura era muy buena. Así que aprovechando la paradita pues hice alguna foto.



La nieve está mucho más alta de lo que yo esperaba así que rápidamente me encontré en el mirador de los Arenales, así que nueva parada de chocolatina, agua y fotos.





Continuo subiendo y aunque ya la nieve es más abundante todavía son manchas dispersas, con lo que sigo avanzando a buen ritmo. Tras una nueva parada en la que me encuentro con unos amigos, ya la nieve si es más continua y además tiene la suficiente profundidad como para frenarme; pero continuo con la idea de llegar hasta donde me de tiempo, teniendo en cuanta que tengo que llegar a comprar el pan antes de que cierren.




La tarde cae y no me parece buena idea bajar de la cumbre ya de noche, y como además tengo que comprar el pan pues decido que hay que volver. Nueva parada, me abrigo ya que la temperatura ha comenzado a bajar y el aire ha aumentado, aprovecho para merendar y seguir haciendo fotos.




Comienzo a bajar rapido. El sol cae que se las pela, pero no puedo evitar parar y seguir haciendo fotos.




Mientras la nieve intenta retener las últimas luces en las cumbres.



... Y estándo yo entretenido en estas luminosidades cuando me di cuenta de repente que me atacaban por la espalda.




Y el hemano sol dio paso a la hermana luna; por cierto la primera luna llena de este año.




Después de esto ya no quedó más que abrigarse, encender el frontal y seguir andando. Eso si, hasta el coche tuve viento, niebla y barro; pero a las 8 llegue a la "Era de los Pensamientos" y poco después a comprar el pan y a casita.


Bueno, eso es todo, os recuerdo que pulsando con el ratón sobre las fotos estas aumentan de tamaño. Y si quereis hacer comentarios pues serán bienvenidos. Hasta la próxima.